Foro generico


    Una serpiente en un garaje de Valencia

    Comparte

    pedrovlc
    Admin

    Mensajes : 199
    Fecha de inscripción : 29/09/2009
    Localización : Valencia

    Una serpiente en un garaje de Valencia

    Mensaje  pedrovlc el Jue Sep 23, 2010 8:23 pm



    Una serpiente en un garaje moviliza tres horas a policías y bomberos
    El reptil, de procedencia desconocida, atemorizó a los vecinos de la finca de Valencia y se ocultó en un coche hasta que la capturó un técnico

    Aplausos, vitores, gritos de asombro, móviles grabando y hasta vecinos que querían fotografiarse con ella. La celebración se vivió ayer, minutos después de las diez de la noche, a las puertas de un garaje de Valencia. El motivo, asombroso: la captura de una culebra de casi dos metros que se había ocultado en un coche y no parecía dispuesta a abandonarlo. El huidizo reptil, de procedencia desconocida, movilizó durante casi tres horas a policías locales, bomberos y a un técnico municipal, el hombre que la apresó con sus guantes.
    La emergencia se produjo sobre las siete de la tarde, en el número 52 de la calle Archiduque Carlos. Así explicó Vicente López, un residente, el comienzo de la odisea: «La encontró un señor que salía con su coche y la pisó con una rueda».
    El conductor miró extrañado por su retrovisor y vio «lo que parecía una serpiente». Después salió del coche para comprobar si la imaginación le había jugado una mala pasada. No había duda. Había una serpiente en el garaje. «En ese momento el animal se retorcía y hacía 'sssssss'», describe sonoramente López.
    Asustados, alertaron a la Policía Local. Nadie se atrevía a acercarse a la culebra. «Era muy larga, la verdad es que el bicho daba miedo», aseguran los que la vieron. Al poco tiempo, varios agentes y un técnico municipal del departamento de sanidad animal, se hicieron cargo del asunto.
    Se hallaban ante una culebra bastarda, ligeramente venenosa, de 1,70 metros de longitud y que posiblemente había llegado al garaje enganchada en algún vehículo procedente del campo. En primer lugar, el experto trató de capturarla con un gancho, pero el reptil presentó mucha resistencia. Ante el asedio, optó por esconderse en los bajos de un BMW, se enrolló y se hizo invisible. Su maniobra obligó a localizar al dueño del vehículo, Enrique: «Me han llamado para decirme que tenía una serpiente en mi coche. No entendía nada», se lamentaba ayer el propietario.
    En ese momento llegaron más bomberos. Con bolsas hidráulicas levantaron el coche y el técnico sudó la gota gorda hasta dar con el animal. Costó casi una hora. Se hallaba oculto en un amortiguador, cerca del motor. «Estaba muy agarrada y es puro músculo. Ha sido como un parto», describió. Una veintena de vecinos aclamaron su salida del garaje con la serpiente en las manos.

      Fecha y hora actual: Sáb Nov 18, 2017 5:52 pm